En los últimos tres meses se ha duplicado el número de kenianos que necesitan ayuda humanitaria de emergencia contra la sequía que azota el país por la falta de lluvias y las cambiantes condiciones climáticas de los últimos tres años, según ha informado Cruz Roja. La cifra de personas que precisan la ayuda – que en estos momentos alcanza los tres millones – podría incrementarse, de acuerdo con el Gobierno, a cuatro millones (el 10% de la población del país) en las próximas semanas.

Atendiendo a las últimas encuestas realizadas en las zonas más afectadas, hay más de 340.000 niños kenianos menores de cinco años que sufren malnutrición aguda, como así también 37.000 mujeres embarazadas y en período de lactancia que no reciben la nutrición que precisan.

Las tasas de desnutrición, asimismo, están por encima de un nivel de emergencia del 15% en muchas partes del país, y ascienden al 32% en Mandera, en el noreste de Kenia.

Frente a esta situación – que afecta a 23 de los 47 condados del país y fue declarada como “desastre natural” por el Gobierno de Kenia el pasado 10 de febrero – , Cruz Roja emprenderá una operación que llegará a más de un millón de personas y que requerirá 25 millones de dólares.

Según estimaciones de la ONU, cerca de 23 millones de personas sufren inseguridad alimentaria en África Oriental. Así las cosas, la Comisión Europea anunció el pasado 17 de marzo una partida de 65 millones de euros para responder a la grave sequía que sufren principalmente Somalia (6 millones de personas), Etiopía (al menos 5,6 millones) y Kenia.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.