La situación en Sudán del Sur bordea la catástrofe. Según ha alertado hoy la ONU, alrededor de 100.000 sursudaneses atraviesan en estos momentos un estado de hambruna (corren el riesgo de morir por una falta extrema de alimentos), convirtiéndose este país en el primero en el que se declara oficialmente esa situación desde lo sucedido en Somalia en 2011, cuando el hambre se cobró la vida de más de 250.000 somalíes.

Atendiendo a estimaciones de la ONU, otro millón de personas está a punto de caer en hambruna en varias zonas del país debido a la guerra civil y al colapso de la economía. Asimismo, habría alrededor de 5 millones de sursudaneses (más del 40 % de la población) en necesidad urgente de alimentos, incluyendo un millón de niños, por esta crisis “creada por el hombre”.

De acuerdo con distintas organizaciones internacionales, los tres años de guerra civil en Sudán del Sur ha dañado gravemente la producción de cultivos mientras que el estallido de la inflación (de hasta el 800 % anual) y los problemas del mercado han golpeado a los sitios que dependían del comercio para abastecerse de alimentos. La asistencia internacional se encuentra, además, bloqueada por las partes en conflicto.

En rojo, las áreas controladas por el Gobierno y sus aliados. En verde, las zonas dominadas por la oposición o "Movimiento por la Liberación de Sudán del Sur". En lineas azules, territorios bajo control exclusivo del Gobierno. Crédito a Ali Zifan.

En rojo, las áreas controladas por el Gobierno y sus aliados. En verde, las zonas dominadas por la oposición o “Movimiento por la Liberación de Sudán del Sur”. En lineas azules, territorios bajo control exclusivo del Gobierno. Crédito a Ali Zifan.

El conflicto en Sudán del Sur (estado independiente de Sudán desde mediados 2011) comenzó en diciembre de 2013, después de que el presidente Salva Kiir (de etnia dinka), acusara al ya entonces ex vicepresidente Riek Machar (de la etnia rival nuer) de haber preparado un golpe de Estado contra él.

Entre los estados más afectados por la guerra se encuentra el petrolero Estado de Unidad (centro-norte del país) del que es oriundo Machar, y en el que el Gobierno ha declarado oficialmente la hambruna.

Además de una severa y creciente emergencia sanitaria, la guerra acumula 17.000 niños soldado, más de 2 millones de desplazados y más de un millón de refugiados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.