El descontento en California con el triunfo de Donald Trump ha llevado a algunos a especular con la posibilidad de que el estado californiano se independice de los Estados Unidos.

Un grupo llamado YesCalifornia ha sentado el hipotético marco legal para un eventual ‘calexit‘, pidiendo oficialmente este lunes 21 un referéndum independentista para este estado de 38,8 millones de habitantes.

La campaña independentista, que contaría con el apoyo económico de sectores de Silicon Valley, se aferra no solo al frustrado apoyo del 61,5% de los californianos a la demócrata Hillary Clinton sino también a la poderosa economía californiana, basada en tecnología y ocio, y apetitosa de la inmigración y libre circulación de bienes y servicios que Trump restringiría. El propio jefe de Policía de Los Angeles, Charlie Beck, ha asegurado que no apoyará la política de deportaciones como la prevé el presidente electo.

Según datos de 2015 de la Oficina de Análisis Económico, una California independiente ostentaría la sexta economía más poderosa del mundo, solo por detrás de la de los Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Reino Unido.

Pese a la sensación de que ‘todo es posible’ que arroja lo acontecido en este 2016, la mayoría de los analistas y observadores considera que la independencia de California es una posibilidad decidamente remota: la última vez que un estado se separó tuvo lugar en la década 1860 y derivó en la guerra civil.

Atendiendo a expertos constitucionalistas, un estado no puede salir de una unión legalmente. Pueden dividirse e ingresar nuevos, pero no irse.

Con todo, en la primera frase de la Declaración de Independencia de Estados Unidos, los padres fundadores sellaron su derecho a “disolver los lazos políticos” y crear una nueva nación.

“Aunque suene parecido, Calexit es lo contrario al Brexit“, aseguran desde la campaña secesionista. “Reino Unido votó por dejar la comunidad internacional con su voto del sí. Nuestro referendo del Calexit supone la adhesión de California a la comunidad internacional“, según cita BBC.

Más allá de la polémica, la campaña independentista presentaría una iniciativa ciudadana en las elecciones ‘mid-term’ de 2018. De ser aprobada, se convocaría el referéndum independentista el 13 de marzo de 2019.

Sobre El Autor

Fundador y Administrador de Clave Mundial. Sueño con regalar verdades, vivo para intentarlo. Twitter: @jjherz7 Mail: jhernandez.10@alumni.unav.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.