Este artículo solo pretende ofrecer algunos argumentos, en primer lugar, sobre la independencia de Cataluña y su entendimiento, considerando que el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, ha anunciado hoy la convocatoria de un referéndum para septiembre de 2017. Además, pretende también desmentir opiniones poco fundadas, prejuicios y falsas acusaciones respecto al catalán y sus habitantes. Aunque el artículo esté escrito en castellano, cabe aclarar que muchos de los enlaces a informaciones, artículos y estudios están en catalán, ya que muchas veces solo se publican desde Cataluña, debido al poco interés político y social de muchos medios españoles para hacerlo.

1) LIBERTAD DE DECIDIR

En primer lugar, y por insignificante que parezca para algunos, la importancia de hacer un referéndum es capital. Lo que para muchos españoles es el problema catalán (que para muchos catalanes es el problema español), determinaría si en efecto la voluntad de Cataluña es irse o quedarse. Está claro que para alcanzar la independencia es necesario un mínimo de consenso si no se quiere hacer por las malas (y, hasta ahora, se ha intentado hacer por las buenas, y se sigue intentando: es decir, de forma democrática). La postura actual del Estado solo hace que aumente el descontento y se radicalice el independentismo. Solo hace falta ver el mapa de los resultados de las últimas elecciones estatales para darse cuenta de que la mayoría de los catalanes no está de acuerdo con el Gobierno del Partido Popular (PP), que piensa distinto y que quiere, al menos, un referéndum.

14506839029047

En las elecciones generales de 2011, el PP se imponía en 20 municipios de Cataluña. En las de 2015, solo en 3. EL MUNDO DATA.

2) EL MALTRATO MEDIÁTICO DE MADRID

El descontento se debe, por otra parte, a los prejuicios, falsas informaciones y visiones sesgadas de Cataluña que se tienen desde buena parte del conjunto de España. Los medios de comunicación de Madrid, en muchas ocasiones, resultan parciales e incluso violentos contra el conjunto de los catalanes, lo que fomenta el odio de mucha gente hacia el conjunto de Cataluña. Solo hace falta ver algunos ejemplos por parte de medios madrileños como la radio Cadena Cope, la televisión 13TV e Intereconomía  para darse cuenta de que estas exageraciones no hacen más que crear una visión falsa y ridícula de los habitantes de Cataluña.

Por no mencionar la visión general que se tiene de que en Cataluña se habla poco castellano y mal, cuando en realidad la totalidad de los niños escolarizados habla perfectamente las dos lenguas. Es más, quienes tienen por lengua materna el catalán no suelen tener ningún problema en hablar también el castellano, mientras que a la inversa no siempre sucede así. Cataluña, de hecho, se sitúa en la posición número 9 en el ranking de comunidades autónomas con el dominio de lengua más alto del Estado, lo cual desmiente muchos prejuicios al respecto. Aquí hay un detallado estudio de la evolución del catalán en las escuelas…

inmesio

3) LA LENGUA CATALANA Y LOS ESPAÑOLES CATALANISTAS

El aspecto lingüístico es una cuestión primordial en Cataluña ya que es un tema muy peliagudo. Recordemos que el catalán estuvo prohibido durante los años de la dictadura y que solo se empezó a enseñar en las escuelas después de ella. Toda esa generación tuvo grandes dificultades en escribirlo, y muchos de ellos se pasaron a hablar castellano por miedo o por el pensamiento de que el catalán era una lengua de baja estofa. Es por eso que cuando desde Madrid se proponen medidas para “españolizar niños catalanes” como las del ministro Wert, surge descontento.

Otra cuestión a analizar es el pensamiento de que el independentismo solo es querido por los de habla catalana. Esto no es cierto, ya que existe una gran parte de los independentista cuya lengua materna es el español, muchos de los cuales provienen además de fuera de Cataluña. Hay asociaciones al respecto, como por ejemplo Súmate, una de las más significativas, que apoya la separación de Cataluña por parte de muchos hispanohablantes. Entre estos, sin ir más lejos, se encuentra el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, hijo de andaluces y miembro del partido con más tradición independentista de Cataluña.

Gabriel Rufián y Joan Tardá, de ERC, dialogan con el presidente de gobierno español, Mariano Rajoy. Flickr, 2015.

Gabriel Rufián y Joan Tardá, de ERC, dialogan con el presidente de gobierno español, Mariano Rajoy. Flickr, 2015.

4) LAS VENTAJAS ECONÓMICAS

Está también, por supuesto, el tema económico. Es cierto que, en estos últimos tiempos de crisis, el independentismo ha aumentado considerablemente, y tiene sentido, ya que Cataluña es una de las Comunidades Autónomas que más aporta en comparación con lo poco que recibecatalun%cc%83a-autonomia

Esto ha hecho que el descontento crezca y que, al no ser posible una autogestión del dinero por parte de los catalanes (como es el caso del País Vasco y Navarra), gran parte de estos hayan decidido que la mejor opción para prosperar sea gestionarse ellos mismos.

En este sentido, un estudio realizado bajo la coordinación de Oriol Amat y Modest Guinjoan, que reúne 14 trabajos de economistas y estudiosos, y que se publicó en la Revista  de Catalunya presentado por el president Carles Puigdemont, afirma que si Cataluña fuera independiente tendría 139.000 nuevos puestos de trabajo. En ninguno de los estudios se indica que la separación de Cataluña sería perjudicial en términos económicos. En palabras de Amat: “Las consecuencias de la independencia serían un déficit y una deuda más baja y menos desocupación. A la vez, habría más superávit, mejores infraestructuras, y mejoras en las pensiones y en la cualidad crediticia”.

Lo anterior, sumado a los múltiples estudios que se han hecho respecto a la viabilidad y mejoría de la economía catalana en caso de independencia, favorecen la actitud de un pensamiento a favor del independentismo. Aquí van algunos de ellos:

— Un informe impulsado por Creiem en Catalunya afirma que la deuda de una Cataluña independiente sería similar o inferior a la de Alemania, Países Bajos y Finlandia.

captura-de-pantalla-2016-04-20-a-les-13-26-26

—  Otro estudio, realizado por la economista Elisenda Paluzie, indica cómo las pensiones estarían garantizadas en una Cataluña independiente, debido a que en Cataluña hay más población activa y menos paro que en España, y una tasa de envejecimiento ligeramente inferior.

pensions-cataluna

— Respecto a la inclusión de una Cataluña independiente en la UE, el profesor Schachtschneider, experto en Derecho Internacional, Constitucional y Europeo, aseguró en un simposio sobre el desarrollo progresivo del Derecho Internacional, organizado por el Cercle Mallorquí de Negocis, que esta quedaría dentro. 

— Además conviene rescatar un breve pero contundente análisis de Xavier Sala-i-Martín, profesor de la Columbia University y de la UPF, sobre la viabilidad de una Cataluña independiente.

5) EL HECHO NACIONAL

A todo esto le tendríamos que añadir, por último, el hecho nacional, que siempre ha estado presente. Cataluña (norte, sur y la franja de Aragón), el País Valenciano y las Islas Baleares comparten lengua, historia y cultura, y constituyen una realidad nacional, internamente diversa pero en conjunto muy distinta de cualquier otra.

El concepto de Cataluña, aunque ha ido mutando a lo largo de los siglos, existe desde el siglo VIII en tiempos de Carlomagno, y comparte una identidad, cultura y lengua con la Cataluña norte, la franja de Aragón, el País Valenciano y las Islas Baleares.

Cataluña, además, es una de las naciones más antiguas de Europa y una de las que más se ha caracterizado por construirse sobre el principio de la libertad. Tiene una larga tradición literaria que comienza en el siglo XII, un parlamento que puede presumir de ser el primero en constituirse (en el siglo XIII), y el primer tratado de Derecho, también de la misma época, entre otras instituciones propias. Tal es así,que la Feria del Libro de Frankfurt, en 2007, eligió a Cataluña como invitada especial para que tratar a fondo su literatura y cultura, después de haberlo hecho con países como India, Corea, Rusia o Brasil.

Considerando todos estos factores resulta lógico, pues, que algunos reclamen el reconocimiento de Cataluña como una entidad independiente y capaz de gestionarse ella misma.

Sobre El Autor

3 Respuestas

  1. ultronilimitado

    Guau, qué comentarios más novedosos, nunca los habíamos oído antes. Estoy realmente sorprendido con esa argumentación tan veraz. Cataluña va a ser un oasis de felicidad, van a estar dentro de la UE, van a ser ricos, guapos y todos los días habrá postre, manará leche y miel. Además España les esquilma, les roba, les malmete y les quiere quitar su carácter nacional que viene desde antes del Big Bang. Por supuesto, para terminar tendrían que haber hecho alguna mención al año 1714, esa sí que habría sido una innovación argumental

    Estoy impresionado de la preclara visión nunca antes dicha por ningún independentista.

    Responder
  2. Ricardo Roca

    Desde Madrid, a favor del referéndum y en contra de la independencia: En resumen, queréis independizaros del PP y sus medios. Y yo!!!
    En cuanto a la argumentación, si se alude a unos estudios, algunos de ellos claramente tendenciosos, se debería aludir a otros muchos que dicen justo lo contrario. Y en cuanto a la permanencia en la UE es de risa, os han dicho por activa y por pasiva que no.
    Sinceramente, el artículo me parece un intento de autoconvencerse de las virtudes de la independencia. Engañarse a uno mismo no lleva a nada.
    Saludos!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.